LOS PAPELES PÓSTUMOS DE LA LIGA DEL HIELO

LOS PAPELES PÓSTUMOS DE LA LIGA DEL HIELO

Dictados por su miembro fundador, recopilados por sus fieles seguidores, y encontrados en el desierto de Alaska, otrora territorio Inuit por el Arqueólogo E.R. Nofrost

Yo Nanuk, como miembro fundador de la Liga del Hielo, me propongo relatar los siguientes hechos, para dejar constancia para las generaciones futuras de nuestros actos, ya que podrían servir como ejemplo. Tomo la palabra, y nuestro querido y honorable secretario, miembro cofundador y además amigo Kirima, tomará las notas pertinentes en relación a lo expuesto sobre los siguientes puntos,

De cómo comenzó todo

La Liga del Hielo comenzó un día como cualquier otro, después de salir de pesca con mi padre. Lo que pescamos, no es objeto en este foro de más explicación. Baste decir que tan al norte no tenemos truchas (risas). Íbamos caminando hacia nuestra casa, cuando mi padre me llamó la atención sobre el lago.

- Sabes, hijo- me dijo.- hace muy pocos años pasábamos con el trineo por este lago, y mira ahora, tenemos que bordearlo para llegar a casa. (rumores)

Le dije que lo recordaba muy bien. Siempre iba a patinar a ese lago, hasta que dejamos de patinar porque eso lo hacen los niños pequeños. Y también porque perdimos a nuestro amigo Inuk, en el hielo, como recordaréis todos (rumores) estaba patinando, y al momento, ya no estaba (rumores). Pero el bueno de Inuk seguro que se fue a vivir con las focas, recordad como siempre hablaba de que en realidad era un niño foca (rumores más altos).

Seguimos caminando, mientras me venían a la cabeza recuerdos de Inuk, cuando oí claramente suspirar a mi padre, preocupado.

- Un día- me dijo- tal vez no muy lejano, nos veremos obligados a marcharnos a la ciudad, hijo mío, porque nuestro mundo está desapareciendo.

Le dije que no estaba de acuerdo en absoluto, y al momento no le di importancia, ya que los adultos tienen a veces ataques de cierta melancolía.

Me traté de convencer por un instante de que nuestra vida continuaba exactamente igual que antes, pero las palabras de mi padre son sabias, y me siguió atormentando con sus pensamientos en voz alta, llamándome la atención sobre algunas zonas en las que hielo parecía haberse retirado, retrocediendo hacía el norte.

Me quedé pensando en que tal vez deberíamos ir hacia el norte en busca del hielo, tal y como decía mi padre, para seguir con nuestra vida (rumores).

Al llegar a casa encontré a mi madre muy enfadada, diciendo que debíamos contratar un seguro a todo riesgo, que cubriera el deshielo, ya que las goteras en casa de pequeños hilillos se estaban convirtiendo en auténticas cascadas. La verdad es que al principio me pareció gracioso esto de las goteras, porque te puedes lavar tranquilamente sin salir de tu cama (rumores), pero cuando estás todo el rato debajo de una fuente, aunque es muy zen, pues llega a ser bastante molesto (rumores y risas). Mi padre prometió entonces reparar el iglú cada noche. (rumores).

Pero como bien sabéis – levantando la voz- esto es una solución sólo temporal, y si no hacemos nada ahora, llegará el día en que nada podamos hacer (rumores cada vez más altos). Entonces, fue cuando pensé, que debíamos unirnos y formar algo más grande:  LA LIGA DEL HIELO (aplausos, vítores y hurras).

De cómo se constituyó la Liga

Pues todos estos pensamientos se los trasladé a Kirima y a Anouk, los miembros cofundadores de la Liga. Pido un aplauso para ellos (aplausos y vítores).  Ellos me comentaron que vivían una situación parecida (rumores) y que también los adultos de su familia habían empezado a hablar de marcharse a la ciudad.

Como bien dijo Inuk, nuestro amigo niño foca, y guía espiritual, eso es lo último. ¿Os imagináis lo que sería de un oso polar en la ciudad? Es tan difícil para mí imaginarme a un oso polar con traje y corbata, sentado en un Starbucks, pidiendo un descafeinado jamaicano dulce (risas), como imaginarme a mi padre o a mi madre, o a cualquiera de nosotros viviendo en la ciudad. (aplausos y vítores).

La ciudad está bien para ir de excursión, pero cualquier otra razón para ir, es una traición a nuestra Liga. (aplausos).

Así que aquel día, no hace tanto redactamos los estatutos de la Liga del Hielo, que a continuación nuestro secretario, el fiel Kirima, recogerá:

ESTATUTOS DE LA LIGA DEL HIELO Todos los miembros de la Liga del Hielo tienen la misión de proteger el hielo. Este es el punto más importante de nuestra Liga. Todos los miembros de la Liga del Hielo, deberán dejar constancia en nuestras Sesiones Semanales de los progresos que realizan en su lucha contra el deshielo, ya sea a nivel local (su iglú familiar), o a nivel mundial (el lago que está al norte del poblado). En caso de extrema necesidad podrán convocarse sesiones extraordinarias. La convocatoria extraordinaria consistirá en tirar bolas de nieve sobre los niños vecinos formando así una cadena. Se prohíbe la inclusión de elementos sólidos dentro de la nieve, así como se prohíben las guerras de bola de nieve, ya que estas cosas son muy serias y no queremos que los miembros de la Liga se alarmen sin necesidad. La existencia de la Liga del Hielo es secreta. Cualquier revelación de su existencia a adultos, llevará consigo la expulsión, y el repudio de los demás miembros. El repudio incluirá el recreo en el colegio.

Y para que así consten, firman,

Los miembros de la Liga del Hielo

 

De las medidas tomadas para combatir el deshielo, por Nanuk, presidente y miembro fundador de la Liga del Hielo  (fragmentado)

 

Yo Nanuk, tomo la palabra para comentar brevemente mis impresiones sobre la retirada del hielo, (………….) y sobre esas islas de tierra que cada vez aparecen con más frecuencia en nuestro mundo.

Nuestro amigo Kirima nos convenció de retirar piedras y todos los elementos de la superficie helada, ya que de esa forma dejábamos desnudo el hielo y así tendría más frío.(…….)

 

También hemos fabricado cubitos de hielo, con cubiteras gigantes fabricadas por nosotros mismos. En realidad, hemos creado en el lago norte una auténtica fábrica de ladrillos de hielo, apartada del mundo (…….)

 

¿Hablar de fracaso? No voy a hablar de fracaso. (………………) (aplausos, vítores, gritos, llantos). (………)

 

¡Ahora que importa ya!  La misión nos ha desbordado, y anoche fui hasta la fábrica de ladrillos de hielo y tallé con los que aún no se habían derretido un regalo de despedida. Un regalo para todo aquel que ha confiado en nosotros, un anillo (…….). Es un regalo efímero, lo sé, el sol entrará en el hielo, y el anillo alcanzara entonces mayor brillo, mayor belleza, y en ese instante, llorará tanto, que se deformará hasta desaparecer lentamente, como nosotros  (llantos ahogados) (…….)

 

CARTA DE ANOUK AL SR. PRESIDENTE DE LA LIGA DEL HIELO, Y MIEMBRO FUNDADOR, NANUK

Cuando leáis esto, estaré muy lejos de mi único hogar, después de los terribles sucesos acontecidos en los últimos tiempos.

Como sabéis la Liga del Hielo se fundó para luchar contra esas sombras que acechan nuestra vida. Esa terrible sombra de humo que derrite el hielo, y transforma en agua nuestra vida.

Primero el hielo se transforma en agua, y luego el agua lo hace en vapor y humo.

Al principio fueron las casas del sur, y luego el norte de la aldea.

Nuestra familia fue de las primeras en partir, pero no será la última, y pronto otras nos seguirán, en busca de un refugio que en realidad no existe. Mi padre dijo “sin hielo no tenemos mundo”.

Ahora escribo desde un tren, y veo como llego a una ciudad cubierta por nubes negras de humo. Mi vida aquí carece de significado, si no puedo patinar contigo, Nanuk,  por el hielo del lago del norte. Si no puedo hablar con las focas, ni ir en busca del oso polar,… mi vida pronto habrá terminado.

Mis padres me dicen que no sea tonta, que pronto estaréis conmigo, no se da cuenta de que yo no quiero eso si el precio es que todos perdamos nuestro mundo, que lo perdamos todo.

Yo seguiré siendo integrante de la Liga mientras viva.

Si nuestro mundo termina, deshecho por el agujero que acecha, si el oso polar muere ahogado al tener que nadar más distancia, yo prometo que volveré y seguiré apoyando esta, la mejor causa,

Anouk, con amor

Por siempre de la Liga del Hielo

De cómo término todo

Yo Nanuk, como miembro fundador de la Liga del Hielo, tomo la palabra, y nuestro querido y honorable secretario, miembro cofundador y además amigo Kirima, tomará las notas pertinentes en relación al fin de nuestro camino.

Tras la reunión de la pasada semana en la aldea, cómo sabéis los adultos acordaron su traslado a la ciudad. Muchas son las familias que nos han dejado. Cada vez, nuestra Liga del hielo está más diezmada. (rumores)

Ahora, compañeros, ¡quedan tan pocas y a la vez tantas cosas por hacer,…!

Pero no hay tiempo, por eso, y como parte de nuestro juramente, hemos acordado adelantarnos y marcharnos nosotros a probar suerte al norte. (aplausos)

Marcharemos mañana, al anochecer. Todos estamos de acuerdo. Y algunos vendrán de la ciudad a unirse a nosotros. (aplausos)

Si hay alguna respuesta, la encontraremos. (vítores, aplausos)

Y cuando despunte el día, seremos sólo unas manchas más en la blanca nieve, cada vez más oscurecida. Cuando estemos en el norte, junto a las focas y el oso polar, miraré a las paredes de hielo, y veré reflejado el rostro de todos los  que nos han acompañado. Y sonreiré, porque al fin estaremos todos juntos, en casa (aplausos, vítores, hurras).

 

Y para que así consten, firman,

 

Los miembros de la Liga del Hielo

 

NOTAS DE E.R.NOFROST ARQUEÓLOGO Y EXPERTO

EN LA LIGA DEL HIELO

En este punto se dan por concluidos los documentos relativos a la Liga del Hielo. Gran parte de los papeles se perdieron para siempre en el gran deshielo de Alaska.

Mis investigaciones al norte del poblado B donde fueron hallados los documentos, y donde probablemente se produjeron los hechos, hablan de la leyenda de unos niños que desaparecieron sin dejar rastro alguno, una noche hace varios siglos.

En cuanto a si estos hechos son leyenda o realidad, es difícil de saber. Al menos la datación de Carbono 14 confirma la antiguedad de los documentos.

 

Por otro lado, he encontrado una vieja canción en las que se habla de las focas Inuk, una extraña raza de focas que habitan Iceland, el único lugar helado del planeta.

Según dice la canción que cantan gentes de las reservas del desierto de Alaska, esta extraña raza de focas, juega a deslizarse por toboganes de hielo, patinando sobre sus cuerpos.

Pero lo más extraño de su comportamiento, dicen estas gentes, es que suelen tirarse bolas de nieve los unos a los otros, en forma de cadena, antes de reunirse en círculo, aparentemente para discutir cuestiones importantes.

 

Edgard Robert Nofrost, en el desierto de Alaska, a 15 de Marzo de 2386

LOS PAPELES PÓSTUMOS DE LA LIGA DEL HIELO

Dictados por su miembro fundador, recopilados por sus fieles seguidores, y encontrados en el desierto de Alaska, otrora territorio Inuit por el Arqueólogo E.R. Nofrost

Yo Nanuk, como miembro fundador de la Liga del Hielo, me propongo relatar los siguientes hechos, para dejar constancia para las generaciones futuras de nuestros actos, ya que podrían servir como ejemplo. Tomo la palabra, y nuestro querido y honorable secretario, miembro cofundador y además amigo Kirima, tomará las notas pertinentes en relación a lo expuesto sobre los siguientes puntos,

De cómo comenzó todo

La Liga del Hielo comenzó un día como cualquier otro, después de salir de pesca con mi padre. Lo que pescamos, no es objeto en este foro de más explicación. Baste decir que tan al norte no tenemos truchas (risas). Íbamos caminando hacia nuestra casa, cuando mi padre me llamó la atención sobre el lago.

- Sabes, hijo- me dijo.- hace muy pocos años pasábamos con el trineo por este lago, y mira ahora, tenemos que bordearlo para llegar a casa. (rumores)

Le dije que lo recordaba muy bien. Siempre iba a patinar a ese lago, hasta que dejamos de patinar porque eso lo hacen los niños pequeños. Y también porque perdimos a nuestro amigo Inuk, en el hielo, como recordaréis todos (rumores) estaba patinando, y al momento, ya no estaba (rumores). Pero el bueno de Inuk seguro que se fue a vivir con las focas, recordad como siempre hablaba de que en realidad era un niño foca (rumores más altos).

Seguimos caminando, mientras me venían a la cabeza recuerdos de Inuk, cuando oí claramente suspirar a mi padre, preocupado.

- Un día- me dijo- tal vez no muy lejano, nos veremos obligados a marcharnos a la ciudad, hijo mío, porque nuestro mundo está desapareciendo.

Le dije que no estaba de acuerdo en absoluto, y al momento no le di importancia, ya que los adultos tienen a veces ataques de cierta melancolía.

Me traté de convencer por un instante de que nuestra vida continuaba exactamente igual que antes, pero las palabras de mi padre son sabias, y me siguió atormentando con sus pensamientos en voz alta, llamándome la atención sobre algunas zonas en las que hielo parecía haberse retirado, retrocediendo hacía el norte.

Me quedé pensando en que tal vez deberíamos ir hacia el norte en busca del hielo, tal y como decía mi padre, para seguir con nuestra vida (rumores).

Al llegar a casa encontré a mi madre muy enfadada, diciendo que debíamos contratar un seguro a todo riesgo, que cubriera el deshielo, ya que las goteras en casa de pequeños hilillos se estaban convirtiendo en auténticas cascadas. La verdad es que al principio me pareció gracioso esto de las goteras, porque te puedes lavar tranquilamente sin salir de tu cama (rumores), pero cuando estás todo el rato debajo de una fuente, aunque es muy zen, pues llega a ser bastante molesto (rumores y risas). Mi padre prometió entonces reparar el iglú cada noche. (rumores).

Pero como bien sabéis – levantando la voz- esto es una solución sólo temporal, y si no hacemos nada ahora, llegará el día en que nada podamos hacer (rumores cada vez más altos). Entonces, fue cuando pensé, que debíamos unirnos y formar algo más grande:  LA LIGA DEL HIELO (aplausos, vítores y hurras).

De cómo se constituyó la Liga

Pues todos estos pensamientos se los trasladé a Kirima y a Anouk, los miembros cofundadores de la Liga. Pido un aplauso para ellos (aplausos y vítores).  Ellos me comentaron que vivían una situación parecida (rumores) y que también los adultos de su familia habían empezado a hablar de marcharse a la ciudad.

Como bien dijo Inuk, nuestro amigo niño foca, y guía espiritual, eso es lo último. ¿Os imagináis lo que sería de un oso polar en la ciudad? Es tan difícil para mí imaginarme a un oso polar con traje y corbata, sentado en un Starbucks, pidiendo un descafeinado jamaicano dulce (risas), como imaginarme a mi padre o a mi madre, o a cualquiera de nosotros viviendo en la ciudad. (aplausos y vítores).

La ciudad está bien para ir de excursión, pero cualquier otra razón para ir, es una traición a nuestra Liga. (aplausos).

Así que aquel día, no hace tanto redactamos los estatutos de la Liga del Hielo, que a continuación nuestro secretario, el fiel Kirima, recogerá:

ESTATUTOS DE LA LIGA DEL HIELO

-  Todos los miembros de la Liga del Hielo tienen la misión de proteger el hielo. Este es el punto más importante de nuestra Liga.

- Todos los miembros de la Liga del Hielo, deberán dejar constancia en nuestras Sesiones Semanales de los progresos que realizan en su lucha contra el deshielo, ya sea a nivel local (su iglú familiar), o a nivel mundial (el lago que está al norte del poblado).

-  En caso de extrema necesidad podrán convocarse sesiones extraordinarias. La convocatoria extraordinaria consistirá en tirar bolas de nieve sobre los niños vecinos formando así una cadena.

- Se prohíbe la inclusión de elementos sólidos dentro de la nieve, así como se prohíben las guerras de bola de nieve, ya que estas cosas son muy serias y no queremos que los miembros de la Liga se alarmen sin necesidad.

- La existencia de la Liga del Hielo es secreta. Cualquier revelación de su existencia a adultos, llevará consigo la expulsión, y el repudio de los demás miembros. El repudio incluirá el recreo en el colegio.

Y para que así consten, firman,

Los miembros de la Liga del Hielo

 

De las medidas tomadas para combatir el deshielo, por Nanuk, presidente y miembro fundador de la Liga del Hielo  (fragmentado)

 

Yo Nanuk, tomo la palabra para comentar brevemente mis impresiones sobre la retirada del hielo, (………….) y sobre esas islas de tierra que cada vez aparecen con más frecuencia en nuestro mundo.

Nuestro amigo Kirima nos convenció de retirar piedras y todos los elementos de la superficie helada, ya que de esa forma dejábamos desnudo el hielo y así tendría más frío.(…….)

 

También hemos fabricado cubitos de hielo, con cubiteras gigantes fabricadas por nosotros mismos. En realidad, hemos creado en el lago norte una auténtica fábrica de ladrillos de hielo, apartada del mundo (…….)

 

¿Hablar de fracaso? No voy a hablar de fracaso. (………………) (aplausos, vítores, gritos, llantos). (………)

 

¡Ahora que importa ya!  La misión nos ha desbordado, y anoche fui hasta la fábrica de ladrillos de hielo y tallé con los que aún no se habían derretido un regalo de despedida. Un regalo para todo aquel que ha confiado en nosotros, un anillo (…….). Es un regalo efímero, lo sé, el sol entrará en el hielo, y el anillo alcanzara entonces mayor brillo, mayor belleza, y en ese instante, llorará tanto, que se deformará hasta desaparecer lentamente, como nosotros  (llantos ahogados) (…….)

 

CARTA DE ANOUK AL SR. PRESIDENTE DE LA LIGA DEL HIELO, Y MIEMBRO FUNDADOR, NANUK

Cuando leáis esto, estaré muy lejos de mi único hogar, después de los terribles sucesos acontecidos en los últimos tiempos.

Como sabéis la Liga del Hielo se fundó para luchar contra esas sombras que acechan nuestra vida. Esa terrible sombra de humo que derrite el hielo, y transforma en agua nuestra vida.

Primero el hielo se transforma en agua, y luego el agua lo hace en vapor y humo.

Al principio fueron las casas del sur, y luego el norte de la aldea.

Nuestra familia fue de las primeras en partir, pero no será la última, y pronto otras nos seguirán, en busca de un refugio que en realidad no existe. Mi padre dijo “sin hielo no tenemos mundo”.

Ahora escribo desde un tren, y veo como llego a una ciudad cubierta por nubes negras de humo. Mi vida aquí carece de significado, si no puedo patinar contigo, Nanuk,  por el hielo del lago del norte. Si no puedo hablar con las focas, ni ir en busca del oso polar,… mi vida pronto habrá terminado.

Mis padres me dicen que no sea tonta, que pronto estaréis conmigo, no se da cuenta de que yo no quiero eso si el precio es que todos perdamos nuestro mundo, que lo perdamos todo.

Yo seguiré siendo integrante de la Liga mientras viva.

Si nuestro mundo termina, deshecho por el agujero que acecha, si el oso polar muere ahogado al tener que nadar más distancia, yo prometo que volveré y seguiré apoyando esta, la mejor causa,

Anouk, con amor

Por siempre de la Liga del Hielo

De cómo término todo

Yo Nanuk, como miembro fundador de la Liga del Hielo, tomo la palabra, y nuestro querido y honorable secretario, miembro cofundador y además amigo Kirima, tomará las notas pertinentes en relación al fin de nuestro camino.

Tras la reunión de la pasada semana en la aldea, cómo sabéis los adultos acordaron su traslado a la ciudad. Muchas son las familias que nos han dejado. Cada vez, nuestra Liga del hielo está más diezmada. (rumores)

Ahora, compañeros, ¡quedan tan pocas y a la vez tantas cosas por hacer,…!

Pero no hay tiempo, por eso, y como parte de nuestro juramente, hemos acordado adelantarnos y marcharnos nosotros a probar suerte al norte. (aplausos)

Marcharemos mañana, al anochecer. Todos estamos de acuerdo. Y algunos vendrán de la ciudad a unirse a nosotros. (aplausos)

Si hay alguna respuesta, la encontraremos. (vítores, aplausos)

Y cuando despunte el día, seremos sólo unas manchas más en la blanca nieve, cada vez más oscurecida. Cuando estemos en el norte, junto a las focas y el oso polar, miraré a las paredes de hielo, y veré reflejado el rostro de todos los  que nos han acompañado. Y sonreiré, porque al fin estaremos todos juntos, en casa (aplausos, vítores, hurras).

 

Y para que así consten, firman,

 

Los miembros de la Liga del Hielo

 

NOTAS DE E.R.NOFROST ARQUEÓLOGO Y EXPERTO

EN LA LIGA DEL HIELO

En este punto se dan por concluidos los documentos relativos a la Liga del Hielo. Gran parte de los papeles se perdieron para siempre en el gran deshielo de Alaska.

Mis investigaciones al norte del poblado B donde fueron hallados los documentos, y donde probablemente se produjeron los hechos, hablan de la leyenda de unos niños que desaparecieron sin dejar rastro alguno, una noche hace varios siglos.

En cuanto a si estos hechos son leyenda o realidad, es difícil de saber. Al menos la datación de Carbono 14 confirma la antiguedad de los documentos.

 

Por otro lado, he encontrado una vieja canción en las que se habla de las focas Inuk, una extraña raza de focas que habitan Iceland, el único lugar helado del planeta.

Según dice la canción que cantan gentes de las reservas del desierto de Alaska, esta extraña raza de focas, juega a deslizarse por toboganes de hielo, patinando sobre sus cuerpos.

Pero lo más extraño de su comportamiento, dicen estas gentes, es que suelen tirarse bolas de nieve los unos a los otros, en forma de cadena, antes de reunirse en círculo, aparentemente para discutir cuestiones importantes.

 

Edgard Robert Nofrost, en el desierto de Alaska, a 15 de Marzo de 2386

 

M.S.

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desierto oscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en elespíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. ¡Estaba perdida, yse encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean deluz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entresuspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientrasse vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche.Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desierto oscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en el espíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. ¡Estaba perdida, y se encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean deluz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entresuspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientrasse vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche.Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desierto oscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en el espíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. ¡Estaba perdida, y se encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean de luz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entresuspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientras se vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche.Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

A mi sobrino A. S.

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desierto oscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en el espíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. Estaba perdida,  ¡y se encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean de luz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entre suspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientras se vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche. Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

A mi sobrino A.

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desierto oscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en el espíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. Estaba perdida,  ¡y se encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean de luz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entre suspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientras se vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche. Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

A mi sobrino A.

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desierto oscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en el espíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. Estaba perdida,  ¡y se encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean de luz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entre suspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientras se vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche. Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S.

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años,no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desiertooscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacíose hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en elespíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. ¡Estaba perdida, yse encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, perotodos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “!quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean deluz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entresuspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientrasse vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellosy su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella viocon sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Ycómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeñallama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe,paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en unjuego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desdearriba iluminan la noche.Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra unaestrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)

UNA PEQUEÑA ESTRELLA

Venid todos aquí y os contaré un secreto. Hace muchos, muchos años, no había estrellas en el cielo. Sobre nuestras cabezas había sólo un desiertooscuro recorrido por una brisa helada. Y no había día, no había noche.

Al mismo tiempo, la gente estaba triste y contaminada. Como si el negro vacío se hubiera llenado de odio, y al rebosar, hubiera vertido sus sombras en elespíritu de los hombres, atrapando muy dentro su risa y su alegría.

Y a este mundo extraño, llegó un día una pequeña estrella. ¡Estaba perdida, yse encontraba tan triste y sola…!

Y al llegar trató de llamar la atención de la gente, pero todos los que encontraba en su camino se apartaban de ella, desconfiados.
Ella gritaba “ ¡quiero volver a mi mundo, en el que al nacer, nos rodean deluz y de magia!”.

Pero el aliento de la estrella consumía su fuego lentamente, entresuspiros de pena. ¡Derramó tantos rayos y lágrimas de fuego, que mientrasse vacíaba logró cubrir el cielo de un mar rojo e intenso!

Y la gente miro temerosa arriba, y al fin algo se quebró dentro de ellos y su indiferencia se tornó en admiración ante tanta belleza.

Y de los ojos de los hombres brotaron lágrimas.

Y de los labios irradiaron sonrisas. Y la estrella vió con sorpresa que crecía su luz en tamaño, intensidad y forma.

Fue entonces cuando comprendió que aquel era su sitio y decidió quedarse. Y cómo estrella solitaria que era, se llamó así misma Sol.

Sol sabía bien, que en medio de toda oscuridad, siempre queda una pequeña llama. Pero para hacer de una brasa olvidada un gran fuego hace falta fe, paciencia y esperanza.

Entonces, como un faro, su luz invitó a otras estrellas a unirse en un juego, dibujar figuras y sueños en el cielo.

Y ahora, la brisa nocturna es cálida, y aviva la luz de las velas, que desde arriba iluminan la noche.Y cuando la gente mira hacia el cielo y encuentra una estrella, cierra los ojos y pide un deseo.

M.S. (2008)