La “ineducacin” de la violencia

Resulta bastante frustrante tener que escribir sobre estos temas despus de que las mujeres en nuestro pas ya llevemos varias dcadas votando, trabajando fuera de casa e incluso protagonizando numerosos xitos profesionales. Resulta frustrante porque nosotras creemos, estamos convencidas, de que estamos mucho mejor que otras mujeres en otros pases donde se ejerce “violencia” porque se les obliga a ir tapadas. He de decir que efectivamente, si comparamos, estamos mucho mejor. Pero tambin he de decir que no debera existir ni siquiera la comparacin.

Escribo este artculo desde la perplejidad que lleva inundndome bastante tiempo y que esta semana se ha hecho mucho ms presente, y que tiene que ver con la educacin que en materia de gnero veo en nuestros adolescentes. No solo lo veo yo, los medios se hacen eco de esta alarmante noticia e incluso hablan de cifras de aumento en cuanto a violencia de gnero en menores de edad. Esta semana le esta noticia:http://www.madridiario.es/canal-social/menores-infractores/violencia-machista/adolescentes/408010, y me hizo pensar mucho! As que si me ests leyendo, voy a pedirte que ejercites tu cerebro y pienses tal y como lo he hecho yo esta semana.

En primer lugar, vamos a leer la noticia en particular, que empieza as:”Estamos aqu diciendo todos que no vamos a pegar nunca a una mujer y llegas un da y a saber qu te pasa o lo que sea, la puedes pegar, eso surge, es que eso no puedes saberlo hasta que no ests en la situacin de decir es que me has hecho esto, esto y esto y te pones nervioso y te pones de mala hostia” / “Pero es que el hombreno la pega porque no haya hecho nada, no llega a casa su mujer est sentada en la tele y se pone a pegarla, estara loco” / “Hay que poner el friegaplatos y ayudarla. Hacen ms que nosotros, la verdad. Pero bueno,son sus costumbres” / “Vale que esto es un pensamiento un poco antiguo, pero si el hombre se tira 10 horas fuera de casa y la mujer no tiene nada que hacer en el da pues oye qu menos que…no est obligada, peroque tenga el detalle de tener la cena preparada” / “Si se va de compras y se gasta todo el sueldo del mes, qu haces, le besas los pies?” / “T ves a un chaval que le est diciendo a su piba t haz esto y haz lo otro,y lo ves y dices, joder, tienes a la piba todo controlada, eh?, pero no dices nada. Muchas veces es as” / “Si puede que piense que la mujer no debera tener tanta libertad… antes la mujer no poda hacer nada y ahora est en todos los lados“.

Estas son frases de chicos de entre 13 y 16 aos, qu te parecen? no se te ponen los pelos de punta? A m s, tengo dos hijas de 17 aos, he procurado educarlas en el respeto a s mismas, en el esfuerzo para conseguir lo que quieren, en la diversidad, en la igualdad, en el amor, y una piensa que con esto contribuye a que la sociedad sea un poco ms justa y equitativa. Casos hemos tenido en casa de acoso en el colegio y una pasividad por parte de la autoridad del centro a la hora de actuar, pero lo consideraba un caso aislado y lo solucion saliendo de ese centro con el que no comparta su ideario, su proyecto.

Sin embargo, leyendo este comienzo de artculo me pregunto si lo que yo consideraba “aislado” es simplemente un caso ms de lo que sucede continuamente en nuestro pas. Y si esto es as, estamos ante una realidad muy grave y de gran retroceso social. Justificar la violencia, verbal o fsica, no tiene ninguna excusa ni en un sentido ni en otro (espero que esto s lo tengamos suficientemente claro).

Pero me gustara que siguiramos leyendo el artculo y nos detuviramos en la parte de explicacin de por qu est sucediendo: “El doctor en Psicologa y exdefensor del Menor de la Comunidad de Madrid,Javier Urra, que dirige el programa de reinsercin de adolescentes “Recurra”, reconoce que el personal de la institucin est“sorprendido por el repunte de machismo entre los chicos”.Luis Gonzlez Cieza, jefe de Estudios, Programas y Formacin, de la Agencia del Menor Infractor (organismo encargado de velar por el cumplimiento de las medidas judiciales para aquellos menores que han cometido algn delito en Madrid), tambin confirma que“hay comportamientos muy machistas que aos atrs pareca que estaban desapareciendo y, sin embargo, estn volviendo; est habiendo un retroceso”. Cierto es que son pocos los menores que cumplen medidas por delitos de maltrato: “la cifra es variable, pero no solemos tener internos a ms de cuatro o cinco chicos por este motivo”, dice el especialista. “A esa edad los delitos de violencia de gnero se tardan en denunciar y muchas veces, cuando se hace,los chavales ya tienen ms de 18 aos, aunque las vctimas s suelen ser menores“, explica Gonzlez Cieza. “Adems muchos de estos casos no se plantean como violencia de gnero sino simplemente como lesiones”, agrega.”

Ambos expertos coinciden en su preocupacin por el repunte de este tipo de comportamientos, aunque luego se intente enviar un mensaje de tranquilidad aludiendo a que no se suelen tener ms de cuatro o cinco chicos por este motivo. Lo que yo aadira es que no deberamos tener ninguno, en una sociedad que se supone que ha educado en la igualdad de gnero. No debe ser as.

Pero el artculo continua enviando un mensaje que me parece ms un juego de despiste que una reflexin profunda enviada a nuestra sociedad, una de las hiptesis manejadas es que el uso de las redes (facebook, twitter, whatsapp) se estn utilizando como mecanismos de control de muchos novios. Tambin aluden al tema de los celos que se acrecientan con las redes. Otra de las hiptesis para este aumento del machismo en jvenes lo atribuyen a programas televisivos, como Mujeres y Hombres y viceversa, o al reggaeton porque en las letras de sus canciones aparecen frases de violencia contra la mujer. Esto me recuerda a cuando mi madre estaba muy preocupada por mis hermanos pequeos que escuchaban Heavy Metal y deca que se estaban volviendo violentos porque haba mensajes subliminales, de verdad vamos a creer que esto es lo que causa un aumento del machismo, y como consecuencia violencia de gnero? de verdad un experto, para m muy respetado, como Javier Urra ha enunciado esto como causas? Yo no lo creo.

Creo que una cosa es la causa, y otra cosa es lo que magnifica un dficit ya existente. Evidentemente si hay machismo, si hay creencias de posesin sobre las personas, si hay educacin diferenciada las redes, la televisin, incluso la msica, pueden potenciar este dficit e incluso justificarlo y normalizarlo. Tendra que aadir que no solo hay violencia en el reggaeton, creo que las baladas romnticas tambin son sexistas en muchos casos. Pero nosotros escuchbamos las canciones de la “movida”, me vienen a la memoria: “Perlas ensangrentadas”, “Bailar sobre tu tumba”, “En tu fiesta me col”, “Sufre mamn” y podra seguir con ms temas que claramente provocaban determinado pensamiento pero que por alguna razn el resultado en nuestra generacin fue el contrario.

Tambin me pregunto que, si en casa los modelos eran los de la mujer en la cocina y el hombre en el trabajo, por qu nuestra generacin luch por conseguir algo diferente. Si ahora los dos trabajan fuera de casa, y se supone que hay reparto igualitario, por qu estas generaciones vuelven a modelos del pasado t lo sabes? Espero que a estas alturas del artculo t tambin hayas llegado a la misma conclusin que yo, estamos dejando de educar en aquello que cost tanto conseguir y que todava estaba demasiado inmaduro.

No es que estemos maleducando, es que no estamos educando, al menos intencionadamente. Les decimos a nuestros hijos e hijas que son iguales, que tienen que estudiar y sacar buenas notas, y trabajar. Pero tambin les estamos diciendo con nuestros modelos (ojo, revisin a nuestros modelos) que las nias tienen que ser madres, tambin, que tienen que cuidarse para estar de “muy buen ver” (como dice Carmen Pars en su cancin del mismo ttulo), que tienen que mostrar que son mujeres del Siglo XXI, que para estar completas han de acometer un montn de tareas ms que las que acometan antes nuestras madres (sus abuelas), y que normalmente suman a las que ya tenamos acumuladas. Tambin estamos transmitiendo que los celos son la muestra mejor de que te quieren, transmitimos que tener una pareja es tener un “propietario” que tiene derecho a fiscalizar tu vida privada, y ahora s, a travs de las redes, de tu conexin con el mundo exterior. Conozco casos de gente que me han invitado a conectar en Facebook aunque no los conozco porque son pareja de mi amigo puede ser que quiera conocerme, pero me hace sospechar que es para controlar que su pareja no “ligotea” conmigo, otra vez posesin.

Hace muchos aos, cuando mis hijas eran muy pequeas (quizs 7 aos) les dije que ellas no eran mas. Esta frase les sorprendi mucho, porque un nio de 7 aos siente que es “propiedad” de sus padres. Les expliqu que ellas eran suyas, y solo suyas, que yo era su madre, pero no eran mas. Seguramente a estas alturas ests pensando que vaya galimatas para unas nias de 7 aos, pero te dir que esa explicacin fue definitiva para lo que despus han ido ellas elaborando en sus relaciones con la gente, de pareja, de amigos No digo que sea suficiente, pero adems de mostrar modelos adecuados, hemos de reforzar los mensajes coherentemente al modelo que queremos transmitir. Lo hacemos?

Sabemos que el cerebro de un adolescente es diferente al del adulto, y tambin al del nio. Sabemos que manda ms su cerebro “primitivo”, la amgdala, relacionada con las emociones, mucho menos racional que la corteza prefrontal (la encargada de dotar de razn, previsin) que impera en el pensamiento adulto. Esto puede tener una relacin directa con la falta de control de sus emociones, y quizs por eso sea ms previsible un comportamiento ms impulsivo. Pero tambin sabemos que si aprendemos a manejar y canalizar adecuadamente nuestras emociones, podemos tambin ayudar a la maduracin y a la adecuada inteligencia. Y eso, se hace desde pequeos, poco a poco, trabajando en el da a da la enseanza de determinados repertorios bsicos de comportamiento que necesita todo ser humano para madurar y tener xito el da de maana. Desde mi punto de vista, estamos dejando de hacer eso, creemos que la maduracin se produce sola, por gentica, cuando hoy sabemos que la inteligencia se fomenta, se entrena, se canaliza. Hoy sabemos que la inteligencia es mltiple, y que la emocional tienen muchsimo peso en el resto. Sabemos todo eso, lo vemos tambin en la televisin, pero por alguna razn no estamos impulsando su desarrollo, ya no digo en las escuelas, digo sobre todo en las familias.

En una sociedad diversa, con familias muy diversas, no puede entrarnos en la cabeza este tipo de repuntes y retrocesos. Podemos buscar explicaciones externas a nuestra propia responsabilidad, pero eso no har que deje de crecer. Debemos mirarnos y buscar dnde y cundo estoy mostrando un modelo ancestral a mis hijos e hijas. Debemos ensear y educar activamente en el respeto a uno mismo, y por tanto en el respeto a los dems. Mirar una conversacin de whatsapp de tu pareja no est bien, tenga el contenido que tenga. Invadir su red social para “controlar” con quin se relaciona tampoco es permisible y no se puede dar ningn tipo de justificacin ni comprensin. “Ser celoso y territorial” no est bien, ser celoso o celosa solo muestra inseguridad, inestabilidad y posesin, y hay que trabajar en ello. Los celos surgen de manera espontnea sin poder controlarlos, eso es cierto, pero mirarse a uno mismo y trabajarse los celos es parte del trabajo que puede hacer un ser humano frente a un ser no humano. Tampoco es normal que las chicas enuncien cosas como:”A lo mejor tambin la mujer le machaca y un da le llega a agobiar tanto que no puede ms y salta. Pero luego, cuando ya piensa bien las cosas se arrepiente de lo que ha hecho“, o”Se pone histrico yte hace asy tal, pero nunca me ha llegado a pegar. Perono me dejani tener amigos… chicos“, esos son comentarios que tambin estn mostrando la asuncin por parte de la mujer del machismo. Existe una culpabilizacin, en todos los comentarios, de la vctima. No permitamos que esto suceda, no dejemos de hacer lo que tenemos la obligacin de hacer: educar en la igualdad. Tenemos que conseguir que haya ms nias como la de la siguiente noticia, que defiendan la definicin de la mujer por lo que hace y no por su fsico:http://www.publimetro.cl/nota/mundo/nina-surfista-de-13-anos-arruina-reputacion-de-revista-machista/oEpnda!I5DM9z8tZZY_itRcVYc5Zw/

Por ltimo, y porque creo que ya hay material para pensar un rato, os dejo otro artculo de esta misma semana, esta vez del Pas, dando cifras sobre violencia de gnero y adolescentes para seguir pensando:http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/03/actualidad/1396525696_422384.html.

Y un vdeo en clave de humor, no va a ser todo “serio”

http://www.upsocl.com/diversidad/por-mas-que-mucha-gente-lo-siga-repitiendo-hay-algo-sobre-la-violencia-de-genero-que-no-tiene-pies-ni-cabeza-es-tu-culpa/#

El cuerpo de las mujeres

Me gustara recomendaros un documental que me gust mucho sobre la manipulacin que poco a poco, muy a fuego lento, se ha ido fraguando para conseguir convencernos de que tenemos que modificar nuestro cuerpo y nuestro rostro hacia un modelo que alguien ha pensado que es un modelo de belleza.

La televisin, ese medio que ya est en nuestros hogares como uno ms y que emite sistemticamente modelos de belleza femenina (cada vez ms, masculina tambin) que va en contra de la naturaleza, del paso del tiempo, de la belleza real en definitiva. Y nuestros hijos adolescentes consumen de forma instantnea estas imgenes que luego comparan delante del espejo para concluir que ellos no son bellos, no son perfectos. Y tengo que decir que no son solo nuestros hijos adolescentes los que consumen sin plantearse dicho modelo, tambin nosotros (nosotras) asumimos que hay que llegar a ser ms delgadas, tener menos arrugas, unos pmulos ms pronunciados, unos labios ms turgentes… tambin nosotras, seoras adultas, caemos en la trampa de obligarnos a luchar contra nosotras mismas. Y empezar a consumir cremas, lociones, aparatos… operaciones. Y dejar de consumir comidas que engorden. Y dejar de disfrutar con el paso del tiempo, de la vida.

Las mujeres de todo el mundo estamos siendo utilizadas como un objeto de consumo, presentadoras esbeltas con altas dosis de maquillaje, con un pelo estandarizado, que figuran slo como elemento decorativo, que alimentan posturas machistas con dicho papel sin darse cuenta de que dentro de esa cabecita hecha a imagen y semejanza de cualquier otra cabecita de cualquier otra presentadora, hay un cerebro que piensa, que siente, que dirige. Parece que nos hubisemos acostrumbrado a ver muecas de plstico y las hubisemos incorporado a nuestro modelo como “lo realmente bonito”. Y esto desencadena sufrimiento en las mujeres corrientes de un mundo corriente que se maquillan en su casa, que se peinan en su casa, que buscan un gimnasio que les haga perder esos kilitos de ms cuando en realidad, buscan lucir un cuerpo como el de esas muecas que no son tan reales. Anuncios de cremas antiarrugas que muestran caras de chicas muy jvenes que, evidentemente, no tienen arrugas. Cremas anticelulticas en cuerpos delgados de nias que no tienen, evidentemente tambin, celulitis. Mensajes que nos cuentan que todas esas seales estn mal en nuestro cuerpo: ni cicatrices, ni estras, ni arrugas, ni celulitis, ni impurezas de la piel…

Cuando iban a nacer mis hijas gemelas tuvieron que hacerme cesrea, y mientras estaban preparndome en el quirfano, el mdico me preguntaba cmo quera la cicatriz. Comenz a darme un montn de explicaciones sobre las diferentes opciones de cicatrices con una cesrea en un parto gemelar. Yo le dije: “no vivo de mi cuerpo, lo que quiero es que nazcan bien y como sea ms seguro”. Luzco una cicatriz bastante grande que me divide el vientre en dos mitades de arriba a abajo y que cuando llega el verano pongo al sol. Ni me acuerdo que la tengo, pero de vez en cuando sorprendo a alguien mirando mi cicatriz y preguntndose por qu no le haran una cicatriz horizontal de esas que no se ven? es que es muy fea.

A mis hijas les cuento que por ah nacieron ellas, sanas, a tiempo, y me gusta mostrarla como parte de mi historia y de lo grande que fue ese momento, acaso no es bella?

Me gustara pediros que veis el documental, que se lo enseis a vuestras hijas (tambin a vuestros hijos), a vuestros alumnos, a toda la gente, para que demos la importancia justa a la imagen, para que empecemos a reivindicar, en serio, que belleza es salud, y por tanto requiere unas altas dosis de educacin para la salud llegar a estar bella: buena alimentacin, ejercicio y mucha risa. Dejemos de taparnos ante las cmaras y mostremos nuestra belleza tal y como es.

Cundo dejaste de sentirte bella?

 

Aqu os dejo el documental:

 

 

El cuerpo de las mujeres

Me gustara recomendaros un documental que me gust mucho sobre la manipulacin que poco a poco, muy a fuego lento, se ha ido fraguando para conseguir convencernos de que tenemos que modificar nuestro cuerpo y nuestro rostro hacia un modelo que alguien ha pensado que es un modelo de belleza.

La televisin, ese medio que ya est en nuestros hogares como uno ms y que emite sistemticamente modelos de belleza femenina (cada vez ms, masculina tambin) que va en contra de la naturaleza, del paso del tiempo, de la belleza real en definitiva. Y nuestros hijos adolescentes consumen de forma instantnea estas imgenes que luego comparan delante del espejo para concluir que ellos no son bellos, no son perfectos. Y tengo que decir que no son solo nuestros hijos adolescentes los que consumen sin plantearse dicho modelo, tambin nosotros (nosotras) asumimos que hay que llegar a ser ms delgadas, tener menos arrugas, unos pmulos ms pronunciados, unos labios ms turgentes… tambin nosotras, seoras adultas, caemos en la trampa de obligarnos a luchar contra nosotras mismas. Y empezar a consumir cremas, lociones, aparatos… operaciones. Y dejar de consumir comidas que engorden. Y dejar de disfrutar con el paso del tiempo, de la vida.

Las mujeres de todo el mundo estamos siendo utilizadas como un objeto de consumo, presentadoras esbeltas con altas dosis de maquillaje, con un pelo estandarizado, que figuran slo como elemento decorativo, que alimentan posturas machistas con dicho papel sin darse cuenta de que dentro de esa cabecita hecha a imagen y semejanza de cualquier otra cabecita de cualquier otra presentadora, hay un cerebro que piensa, que siente, que dirige. Parece que nos hubisemos acostrumbrado a ver muecas de plstico y las hubisemos incorporado a nuestro modelo como “lo realmente bonito”. Y esto desencadena sufrimiento en las mujeres corrientes de un mundo corriente que se maquillan en su casa, que se peinan en su casa, que buscan un gimnasio que les haga perder esos kilitos de ms cuando en realidad, buscan lucir un cuerpo como el de esas muecas que no son tan reales. Anuncios de cremas antiarrugas que muestran caras de chicas muy jvenes que, evidentemente, no tienen arrugas. Cremas anticelulticas en cuerpos delgados de nias que no tienen, evidentemente tambin, celulitis. Mensajes que nos cuentan que todas esas seales estn mal en nuestro cuerpo: ni cicatrices, ni estras, ni arrugas, ni celulitis, ni impurezas de la piel…

Cuando iban a nacer mis hijas gemelas tuvieron que hacerme cesrea, y mientras estaban preparndome en el quirfano, el mdico me preguntaba cmo quera la cicatriz. Comenz a darme un montn de explicaciones sobre las diferentes opciones de cicatrices con una cesrea en un parto gemelar. Yo le dije: “no vivo de mi cuerpo, lo que quiero es que nazcan bien y como sea ms seguro”. Luzco una cicatriz bastante grande que me divide el vientre en dos mitades de arriba a abajo y que cuando llega el verano pongo al sol. Ni me acuerdo que la tengo, pero de vez en cuando sorprendo a alguien mirando mi cicatriz y preguntndose por qu no le haran una cicatriz horizontal de esas que no se ven? es que es muy fea.

A mis hijas les cuento que por ah nacieron ellas, sanas, a tiempo, y me gusta mostrarla como parte de mi historia y de lo grande que fue ese momento, acaso no es bella?

Me gustara pediros que veis el documental, que se lo enseis a vuestras hijas (tambin a vuestros hijos), a vuestros alumnos, a toda la gente, para que demos la importancia justa a la imagen, para que empecemos a reivindicar, en serio, que belleza es salud, y por tanto requiere unas altas dosis de educacin para la salud llegar a estar bella: buena alimentacin, ejercicio y mucha risa. Dejemos de taparnos ante las cmaras y mostremos nuestra belleza tal y como es.

Cundo dejaste de sentirte bella?

 

Aqu os dejo el documental:

 

 

El cuerpo de las mujeres

Me gustara recomendaros un documental que me gust mucho sobre la manipulacin que poco a poco, muy a fuego lento, se ha ido fraguando para conseguir convencernos de que tenemos que modificar nuestro cuerpo y nuestro rostro hacia un modelo que alguien ha pensado que es un modelo de belleza.

La televisin, ese medio que ya est en nuestros hogares como uno ms y que emite sistemticamente modelos de belleza femenina (cada vez ms, masculina tambin) que va en contra de la naturaleza, del paso del tiempo, de la belleza real en definitiva. Y nuestros hijos adolescentes consumen de forma instantnea estas imgenes que luego comparan delante del espejo para concluir que ellos no son bellos, no son perfectos. Y tengo que decir que no son solo nuestros hijos adolescentes los que consumen sin plantearse dicho modelo, tambin nosotros (nosotras) asumimos que hay que llegar a ser ms delgadas, tener menos arrugas, unos pmulos ms pronunciados, unos labios ms turgentes… tambin nosotras, seoras adultas, caemos en la trampa de obligarnos a luchar contra nosotras mismas. Y empezar a consumir cremas, lociones, aparatos… operaciones. Y dejar de consumir comidas que engorden. Y dejar de disfrutar con el paso del tiempo, de la vida.

Las mujeres de todo el mundo estamos siendo utilizadas como un objeto de consumo, presentadoras esbeltas con altas dosis de maquillaje, con un pelo estandarizado, que figuran slo como elemento decorativo, que alimentan posturas machistas con dicho papel sin darse cuenta de que dentro de esa cabecita hecha a imagen y semejanza de cualquier otra cabecita de cualquier otra presentadora, hay un cerebro que piensa, que siente, que dirige. Parece que nos hubisemos acostrumbrado a ver muecas de plstico y las hubisemos incorporado a nuestro modelo como “lo realmente bonito”. Y esto desencadena sufrimiento en las mujeres corrientes de un mundo corriente que se maquillan en su casa, que se peinan en su casa, que buscan un gimnasio que les haga perder esos kilitos de ms cuando en realidad, buscan lucir un cuerpo como el de esas muecas que no son tan reales. Anuncios de cremas antiarrugas que muestran caras de chicas muy jvenes que, evidentemente, no tienen arrugas. Cremas anticelulticas en cuerpos delgados de nias que no tienen, evidentemente tambin, celulitis. Mensajes que nos cuentan que todas esas seales estn mal en nuestro cuerpo: ni cicatrices, ni estras, ni arrugas, ni celulitis, ni impurezas de la piel…

Cuando iban a nacer mis hijas gemelas tuvieron que hacerme cesrea, y mientras estaban preparndome en el quirfano, el mdico me preguntaba cmo quera la cicatriz. Comenz a darme un montn de explicaciones sobre las diferentes opciones de cicatrices con una cesrea en un parto gemelar. Yo le dije: “no vivo de mi cuerpo, lo que quiero es que nazcan bien y como sea ms seguro”. Luzco una cicatriz bastante grande que me divide el vientre en dos mitades de arriba a abajo y que cuando llega el verano pongo al sol. Ni me acuerdo que la tengo, pero de vez en cuando sorprendo a alguien mirando mi cicatriz y preguntndose por qu no le haran una cicatriz horizontal de esas que no se ven? es que es muy fea.

A mis hijas les cuento que por ah nacieron ellas, sanas, a tiempo, y me gusta mostrarla como parte de mi historia y de lo grande que fue ese momento, acaso no es bella?

Me gustara pediros que veis el documental, que se lo enseis a vuestras hijas (tambin a vuestros hijos), a vuestros alumnos, a toda la gente, para que demos la importancia justa a la imagen, para que empecemos a reivindicar, en serio, que belleza es salud, y por tanto requiere unas altas dosis de educacin para la salud llegar a estar bella: buena alimentacin, ejercicio y mucha risa. Dejemos de taparnos ante las cmaras y mostremos nuestra belleza tal y como es.

Cundo dejaste de sentirte bella?

 

Aqu os dejo el documental:

 

 

El cuerpo de las mujeres

Me gustara recomendaros un documental que me gust mucho sobre la manipulacin que poco a poco, muy a fuego lento, se ha ido fraguando para conseguir convencernos de que tenemos que modificar nuestro cuerpo y nuestro rostro hacia un modelo que alguien ha pensado que es un modelo de belleza.

La televisin, ese medio que ya est en nuestros hogares como uno ms y que emite sistemticamente modelos de belleza femenina (cada vez ms, masculina tambin) que va en contra de la naturaleza, del paso del tiempo, de la belleza real en definitiva. Y nuestros hijos adolescentes consumen de forma instantnea estas imgenes que luego comparan delante del espejo para concluir que ellos no son bellos, no son perfectos. Y tengo que decir que no son solo nuestros hijos adolescentes los que consumen sin plantearse dicho modelo, tambin nosotros (nosotras) asumimos que hay que llegar a ser ms delgadas, tener menos arrugas, unos pmulos ms pronunciados, unos labios ms turgentes… tambin nosotras, seoras adultas, caemos en la trampa de obligarnos a luchar contra nosotras mismas. Y empezar a consumir cremas, lociones, aparatos… operaciones. Y dejar de consumir comidas que engorden. Y dejar de disfrutar con el paso del tiempo, de la vida.

Las mujeres de todo el mundo estamos siendo utilizadas como un objeto de consumo, presentadoras esbeltas con altas dosis de maquillaje, con un pelo estandarizado, que figuran slo como elemento decorativo, que alimentan posturas machistas con dicho papel sin darse cuenta de que dentro de esa cabecita hecha a imagen y semejanza de cualquier otra cabecita de cualquier otra presentadora, hay un cerebro que piensa, que siente, que dirige. Parece que nos hubisemos acostrumbrado a ver muecas de plstico y las hubisemos incorporado a nuestro modelo como “lo realmente bonito”. Y esto desencadena sufrimiento en las mujeres corrientes de un mundo corriente que se maquillan en su casa, que se peinan en su casa, que buscan un gimnasio que les haga perder esos kilitos de ms cuando en realidad, buscan lucir un cuerpo como el de esas muecas que no son tan reales. Anuncios de cremas antiarrugas que muestran caras de chicas muy jvenes que, evidentemente, no tienen arrugas. Cremas anticelulticas en cuerpos delgados de nias que no tienen, evidentemente tambin, celulitis. Mensajes que nos cuentan que todas esas seales estn mal en nuestro cuerpo: ni cicatrices, ni estras, ni arrugas, ni celulitis, ni impurezas de la piel…

Cuando iban a nacer mis hijas gemelas tuvieron que hacerme cesrea, y mientras estaban preparndome en el quirfano, el mdico me preguntaba cmo quera la cicatriz. Comenz a darme un montn de explicaciones sobre las diferentes opciones de cicatrices con una cesrea en un parto gemelar. Yo le dije: “no vivo de mi cuerpo, lo que quiero es que nazcan bien y como sea ms seguro”. Luzco una cicatriz bastante grande que me divide el vientre en dos mitades de arriba a abajo y que cuando llega el verano pongo al sol. Ni me acuerdo que la tengo, pero de vez en cuando sorprendo a alguien mirando mi cicatriz y preguntndose por qu no le haran una cicatriz horizontal de esas que no se ven? es que es muy fea.

A mis hijas les cuento que por ah nacieron ellas, sanas, a tiempo, y me gusta mostrarla como parte de mi historia y de lo grande que fue ese momento, acaso no es bella?

Me gustara pediros que veis el documental, que se lo enseis a vuestras hijas (tambin a vuestros hijos), a vuestros alumnos, a toda la gente, para que demos la importancia justa a la imagen, para que empecemos a reivindicar, en serio, que belleza es salud, y por tanto requiere unas altas dosis de educacin para la salud llegar a estar bella: buena alimentacin, ejercicio y mucha risa. Dejemos de taparnos ante las cmaras y mostremos nuestra belleza tal y como es.

Cundo dejaste de sentirte bella?

 

Aqu os dejo el documental:

 

 

Indefensin Aprendida

Hace dos fines de semana me encontr en mi twitter con una grata sorpresa, @jjdeharo haba publicado un vdeo para reflexionar sobre “Indefensin Aprendida”.

Imagen de previsualización de YouTube

Como es un tema que desde primero de carrera me comenz a interesar y me sigue pareciendo muy interesante, me llam mucho la atencin. Como vemos en el vdeo, es muy sencillo y rpido que puedan causarnos el aprendizaje de la indefensin. He de decir que desde primero de carrera me interes este tema por dos motivos: porque fue en ese curso cuando le el libro “Indefensin” de Selligman (1985) y porque fue en la carrera donde tuve unos cinco aos para sentirla en m misma.

Siempre haba sido una alumna brillante, entendiendo por este concepto una alumna capaz de aprobar todo y sacar notas altas, pero al llegar a la Universidad a estudiar la nica carrera que yo haba querido estudiar, comenc a suspender absolutamente todas las asignaturas. Al principio pens que era un tema de adaptacin, de nivel, falta de estudio, pero poco a poco fui descubriendo que se deba a un tema competencial ante los exmenes. Me llev seis aos aprender a aprobar, y conseguir mi objetivo: poder licenciarme.

Pero vamos al concepto y lo que esto puede suponer en muchas de las instituciones educativas actuales. Pensemos por un momento si este trmino no puede estar relacionado con el famoso Fracaso Escolar que nos trae de cabeza, intentando rehacer leyes y temarios, y dems temas burocrticos para luchar contra l sin obtener la mayor parte de las veces xito.

Hace unos aos me fui de vacaciones de Navidad con unos amigos que tenan un hijo adolescente de 14 aos que haba suspendido alrededor de cinco asignaturas. No era la primera vez, ya era reiterativo, llevaba suspendiendo desde que haba entrado en la ESO. La actitud del chico era de pasotismo absoluto, daba a entender que no le importaba suspender y que la culpa de todo era de los profesores. Los adultos que estbamos con l intentbamos explicarle que tena que sacar el genio, estudiar, luchar, hablar con los profesores… Estuvimos un buen rato dndole alternativas, preocupndonos por l cuando l no daba muestras de estar preocupado. Sin embargo s lo estaba, probablemente ms que preocupado, estaba indefenso. Tal y como comenta Selligman en su libro, cuando no encontramos la “puerta de salida a la situacin aversiva” nos quedamos inmviles y en un rincn “aguantando lo que nos venga”. Y en este punto es importante la forma en que veamos la salida, nuestra forma de enfocar la vida, si creemos que somos nosotros quienes hemos de salir (lugar de control interno) o si creemos que est fuera de nosotros (lugar de control externo). En definitiva, si llegamos a la conclusin de que tenemos que seguir intentndolo, o si creemos que hagamos lo que hagamos el resultado ser el mismo.

Este chaval haba llegado a la conclusin de que hiciera lo que hiciera, suspendera. Aprendi la indefensin. Y eso le llev al ms absoluto fracaso, nunca termin la secundaria y en la actualidad se dedica profesionalmente a algo que le hace feliz pero que descubri tarde: la cocina. Finalmente parece que s aprendi a salir.

Ah va mi reflexin sobre el tema, qu podemos hacer para que estos chavales no desarrollen indefensin aprendida, o que si lo desarrollan tengan alguna herramienta para que puedan desaprenderla? hacemos algo cuando vemos a un chico “pasota” que no le importa fracasar? somos capaces de darnos cuenta de que quizs no estemos dando las mismas “listas de palabras” a unos que a otros?

Y a modo de final, enlazo este artculo del Blog de Francesc Puertas, que le tambin hace unas semanas para lograr que al menos seamos capaces de salir de situaciones de indefensin que inevitablemente hemos de vivir. Quizs ah reside el reto, ensear tambin a localizar dentro de uno los recursos, habilidades y capacidades para salir de ella.

 

Indefensin Aprendida

Hace dos fines de semana me encontr en mi twitter con una grata sorpresa, @jjdeharo haba publicado un vdeo para reflexionar sobre “Indefensin Aprendida”.

Imagen de previsualización de YouTube

Como es un tema que desde primero de carrera me comenz a interesar y me sigue pareciendo muy interesante, me llam mucho la atencin. Como vemos en el vdeo, es muy sencillo y rpido que puedan causarnos el aprendizaje de la indefensin. He de decir que desde primero de carrera me interes este tema por dos motivos: porque fue en ese curso cuando le el libro “Indefensin” de Selligman (1985) y porque fue en la carrera donde tuve unos cinco aos para sentirla en m misma.

Siempre haba sido una alumna brillante, entendiendo por este concepto una alumna capaz de aprobar todo y sacar notas altas, pero al llegar a la Universidad a estudiar la nica carrera que yo haba querido estudiar, comenc a suspender absolutamente todas las asignaturas. Al principio pens que era un tema de adaptacin, de nivel, falta de estudio, pero poco a poco fui descubriendo que se deba a un tema competencial ante los exmenes. Me llev seis aos aprender a aprobar, y conseguir mi objetivo: poder licenciarme.

Pero vamos al concepto y lo que esto puede suponer en muchas de las instituciones educativas actuales. Pensemos por un momento si este trmino no puede estar relacionado con el famoso Fracaso Escolar que nos trae de cabeza, intentando rehacer leyes y temarios, y dems temas burocrticos para luchar contra l sin obtener la mayor parte de las veces xito.

Hace unos aos me fui de vacaciones de Navidad con unos amigos que tenan un hijo adolescente de 14 aos que haba suspendido alrededor de cinco asignaturas. No era la primera vez, ya era reiterativo, llevaba suspendiendo desde que haba entrado en la ESO. La actitud del chico era de pasotismo absoluto, daba a entender que no le importaba suspender y que la culpa de todo era de los profesores. Los adultos que estbamos con l intentbamos explicarle que tena que sacar el genio, estudiar, luchar, hablar con los profesores… Estuvimos un buen rato dndole alternativas, preocupndonos por l cuando l no daba muestras de estar preocupado. Sin embargo s lo estaba, probablemente ms que preocupado, estaba indefenso. Tal y como comenta Selligman en su libro, cuando no encontramos la “puerta de salida a la situacin aversiva” nos quedamos inmviles y en un rincn “aguantando lo que nos venga”. Y en este punto es importante la forma en que veamos la salida, nuestra forma de enfocar la vida, si creemos que somos nosotros quienes hemos de salir (lugar de control interno) o si creemos que est fuera de nosotros (lugar de control externo). En definitiva, si llegamos a la conclusin de que tenemos que seguir intentndolo, o si creemos que hagamos lo que hagamos el resultado ser el mismo.

Este chaval haba llegado a la conclusin de que hiciera lo que hiciera, suspendera. Aprendi la indefensin. Y eso le llev al ms absoluto fracaso, nunca termin la secundaria y en la actualidad se dedica profesionalmente a algo que le hace feliz pero que descubri tarde: la cocina. Finalmente parece que s aprendi a salir.

Ah va mi reflexin sobre el tema, qu podemos hacer para que estos chavales no desarrollen indefensin aprendida, o que si lo desarrollan tengan alguna herramienta para que puedan desaprenderla? hacemos algo cuando vemos a un chico “pasota” que no le importa fracasar? somos capaces de darnos cuenta de que quizs no estemos dando las mismas “listas de palabras” a unos que a otros?

Y a modo de final, enlazo este artculo del Blog de Francesc Puertas, que le tambin hace unas semanas para lograr que al menos seamos capaces de salir de situaciones de indefensin que inevitablemente hemos de vivir. Quizs ah reside el reto, ensear tambin a localizar dentro de uno los recursos, habilidades y capacidades para salir de ella.

 

Y a ti, qu te apasiona?

Todava estoy con resaca del XI Congreso EC que se celebr los pasados 24, 25 y 26. All estuve, sin perder detalle, invitada como “tuitera” por @alfredohernando, gracias una vez ms.
La verdad es que ha sido una experiencia muy grata, por muchos motivos pero los principales han sido haber conocido a gente estupenda que me han enseado mucho en tan pocos das. Compartir mesa con ellos ha sido toda una experiencia, escuchando y sintiendo sus pasiones me he sentido pequeita. Escuchar, slo eso, para aprender de esos compaeros que, adems de tuiteros, entran cada da al aula con ganas de hacer cosas, de mejorar, de atender a sus chicos, a sus nios, de la mejor forma posible. Unas veces apoyados por sus directores y otras no tanto.
Ah estaban @mercetomelloso y @jjpaganc, que se fueron con la intencin de “#liarlaparda” el lunes. Comenzar a realizar los sueos que durante estos das nos hicieron sentir ponentes de la talla de Montserrat del Pozo o Pilar Jeric. Todava tengo los ojos de Mercedes dicindonos lo que le haba gustado y lo que haba sentido, unos ojos llenos de pasin.
Durante la dinmica con la que empez Pilar Jeric su presentacin tuve ocasin de compartirla con @marmarmur, se trataba de darnos la mano, presentarnos y decir algo que nos gustase hacer (otra vez la pasin). Fue breve, y me qued con ganas de saber ms, (Mar, tendramos que quedar por twitter para poder seguir contndonos nuestras pasiones).
Aunque a @cpoyatos ya le conoca de otros muchos eventos, nunca haba tenido la ocasin de charlar distendidamente con l. Nuestros paseos por el hotel, de recepcin al guardarropa, del guardarropa a la otra recepcin y de all a la primera… qu laberinto! Todava sonro cuando recuerdo el entusiasmo con el que me contaba que los profes pueden hacer la revolucin, desde abajo. Me entra una envidia sana cuando recuerdo como trabaja con sus alumnos, parece tan fcil que hasta que no te paras a pensar no te das cuenta del trabajo que hay detrs.
Y hablando de trabajo, cmo no voy a mencionar a @flosforum, cmo nos dej con la boca abierta durante la comida del viernes cuando nos cont el trabajazo que hace con sus alumnos, con los padres de los alumnos, con ella misma. Y como colofn, la mayor delicia, escuchar a Carmen hablar de msica, ah s que hay pasin!

No puedo dejar de mencionar a nuestros organizadores, @jmbautista2, @iarrimadas, @alfredohernando, que volcaron autntica devocin con todos los que por all nos movamos, y sintieron ya al final de las jornadas la euforia de quienes saben que han hecho las cosas bien, enhorabuena!

No voy a seguir mencionando a tanta gente con la que he tenido la oportunidad de conocer, escuchar y aprender porque no hablara de otra cosa en este blog. Slo quiero resaltar algo que merece la pena destacar. Durante todo el Congreso se habl de ensear con pasin, mostrar pasin en lo que haces, la pasin. El caso es que no slo se habl de ello, tambin se sinti. Hubo ponentes apasionados, hubo asistentes apasionados, tuiteros apasionados. Una pasin por lo que all se deca o se haca. Y mientras se hablaba de eso yo pensaba, cuntas personas de las que estn aqu escuchando cambiarn su forma de ensear el lunes para mostrar esa pasin en su trabajo?, cuntas sern capaces de reconocer que, quizs, nos dejamos llevar demasiado por la rutina? Me preguntaba si habra muchos que estuvieran vibrando tanto como nosotros, los tuiteros. A cuntos se les puso un nudo en la garganta durante alguna de las ponencias. La respuesta no la s, aunque creo que hoy puedo afirmar, despus de ver las reacciones el ltimo da, que a muchos. Y no s cmo habr ido el da de hoy, si al entrar en vuestros coles, vuestras aulas, y ver a vuestros compaeros y alumnos, os habis planteado que s, que lo que hacis cada da hay que hacerlo lo mejor posible. Y que hay que ponerle pasin.

La pasin nos hace sentir, emocionarnos, vibrar. Nos hace ser ms felices, y tener ms salud. Cuando hacemos algo que nos apasiona transmitimos esa sensacin, hacemos que nuestras interacciones sean mucho ms gratas. Ser profesor debe ser una de las profesiones ms apasionantes del mundo. Saber que de ti depende en parte el desarrollo de una persona tiene que ser muy estimulante, emocionante y, a la vez, de una gran responsabilidad y necesita altas dosis de pasin.

Pero seguro que adems de la pasin por educar, cada uno de nosotros tiene otras pasiones, esas que asomaban estos das en ese ambiente de ilusin pero que no me dio tiempo a conocer. Empezar por m.

Me encanta mi trabajo, le deca a Mar en la dinmica que soy adicta. Y me gusta leer, ver cine, teatro… ah! y escribir, me encanta escribir. El arte me emociona, y eso se lo debo a una profesora que tuve en el cole. Y por ltimo, pero no por eso menos importante, mis dos grandes pasiones: mis dos hijas, seguro que ya lo sabais!

Y a ti, qu te apasiona?